Las botas Hunter son ya todo un referente entre las katiuskas. Y es que desde hace unos años estas botas de agua, creadas hace más de un siglo con el objetivo de ser el calzado más práctico de la (húmeda) campiña inglesa, se han convertido en todo un referente